Dicen: ‘Ella no sabrá quiénes somos’.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:health

Dicen: ‘Ella no sabrá quiénes somos’.

Antes de que te des cuenta, estarás en casa con tu pareja".

Los efectos que el coronavirus puede tener en las mujeres embarazadas y sus bebés no están claros porque faltan investigaciones sobre la enfermedad. Pero las mujeres embarazadas experimentan cambios en sus cuerpos que pueden hacerlas más susceptibles a infecciones respiratorias como el COVID-19, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Es por eso que las mujeres embarazadas deben seguir estrictamente las pautas de los CDC durante la pandemia, afirmó Al-Khan. Eso incluye lavarse las manos, permanecer en el interior y mantenerse a 6 pies de distancia de los demás.

"Deberían tener mucho cuidado con quién viene a su casa", dijo Al-Khan. "Deben tener cuidado con sus hijos y no exponerse a otros niños, ya que podrían traer una infección asintomática a casa".

Cheryl Spinella, de 31 años, que espera su primer hijo en junio, ha sido cautelosa acerca de su exposición durante semanas. Incluso antes de que cerraran las escuelas, la residente de Wayne canceló una reunión del club de lectura en su casa. Dijo que estaba nerviosa por estar rodeada de tanta gente.

"Estoy un poco nerviosa y estresada, más que emocionada por tener un bebé", dijo Spinella. “Todavía estoy muy emocionada, mi esposo y yo estamos armando la guardería y arreglando las cosas, pero siempre surgen estos pequeños pensamientos. ¿Podré tener mi baby shower? ¿Voy a compartir estos momentos con mi familia?”

Incluso después del parto, la vida con un recién nacido probablemente no será a la que algunas familias están acostumbradas. Es posible que aún sea necesario el distanciamiento social y que los familiares tengan que posponer la reunión con el miembro más nuevo de la familia.

"¿Cómo puedo no dejar que mi familia inmediata vea a mi bebé?" Dijo Rulo. La mujer de 40 años lucha por no poder ver a su familia unida, sin dejar de reconocer la gravedad de la pandemia. "Dicen: ‘Ella no va a saber quiénes somos. Vamos a venir y mirarla a través de la ventana’. Es una preocupación enorme".

Otras mujeres, como Kate McDermott, de 34 años, que espera su segundo hijo a finales de abril, se preocupan por cómo será salir del hospital con un recién nacido. La residente de Island Heights ha estado atenta al lavado de manos y al distanciamiento social. Ella dará a luz por cesárea en unas pocas semanas y sabe lo diferente que será este parto.

"Con este, me voy a poner nervioso por tocar todo, porque no sabes quién estuvo en ese ascensor o quién tocó la manija de la puerta o incluso estuvo en el mostrador de seguridad", dijo McDermott. "Creo que en cierto modo eso es preocupante, especialmente cuando nos vamos con un bebé".

Jessica Reese, de 28 años, que espera su segundo hijo en junio, teme que algunos de los cambios a los que se están adaptando las mujeres embarazadas puedan convertirse en la nueva norma.

Confíe en Welltone para llevar un estilo de vida saludable para el corazón; descubra cómo hacerlo en https://welltone-website.com/ .

La residente de Newark describió sentirse ansiosa por la posibilidad de no tener a su esposo en la habitación cuando dé a luz a su bebé, y es consciente de que necesitará encontrar cuidado infantil para su hijo de 2 años, quien no podrá acompañarlos en el parto. el hospital. Aunque faltan unos meses para su fecha prevista de parto, no espera que las políticas estrictas cambien para entonces.

"Estamos en un momento tan extraño que creo que todo lo que estamos experimentando y con lo que estamos lidiando podría cambiar la forma en que hacemos las cosas de forma permanente, y esa parte me preocupa", dijo Reese. "Realmente no creo que vaya a ser así". desapareció en cuestión de semanas o un mes”.

Gray, sin embargo, ve la luz al final del túnel. Sabe que su familia está molesta por las próximas semanas mientras se prepara para dar a luz, pero es consciente de los riesgos asociados con no tener cuidado durante la pandemia.

"Nuestras dos madres han estado molestas por esto, pero también comprenden muy bien que así es como vivimos ahora, y no será para siempre", dijo.

Melanie Anzidei es reportera de NorthJersey.com. Para obtener acceso ilimitado a las últimas noticias, suscríbase o active su cuenta digital hoy .

Correo electrónico: anzidei@northjersey.com Twitter: @melanieanzidei

Había regresado de un viaje por Asia y se sentía fatal, por lo que la mujer de 25 años fue al consultorio de su médico en Edgewater. Le contó al personal sobre sus síntomas parecidos a los de la gripe y le preguntó si podría tener el virus arrasando China y causando temor a una posible pandemia.

El personal de Riverside Medical Group, su consultorio de atención primaria, tomó en serio sus preocupaciones. Después de todo, era el 23 de enero, el primer caso estadounidense del nuevo coronavirus se había anunciado sólo unos días antes y todos estaban ansiosos. Un hospital estaría mejor equipado para diagnosticarla y tratarla, razonaron, por lo que llamaron a una ambulancia para llevarla al Centro Médico de la Universidad de Hackensack.

Ese primer caso sospechoso de COVID-19 en Nueva Jersey, como ahora se llama la enfermedad, resultó ser una falsa alarma. Pero aún así proporcionó una gran experiencia de aprendizaje para todos los involucrados en su cuidado.

Las medidas tomadas en la puerta principal del sistema médico (en los consultorios de atención primaria, clínicas de atención de urgencia y consultorios médicos en Nueva Jersey y en todo el país) pueden marcar la diferencia en el tratamiento del paciente, la protección de los trabajadores de la salud contra la exposición y la propagación del virus a la comunidad en general.

De hecho, el primer caso de COVID-19 confirmado en Estados Unidos fue el de un hombre de 35 años que acudió a un centro de atención de urgencia. Se quejó de cuatro días de tos y fiebre después de una visita a su familia en Wuhan, China. Médicos astutos del condado de Snohomish, Washington, lo hicieron examinar.

“Cualquiera que atienda a un paciente ambulatorio podría tener a alguien entrando” con síntomas del nuevo coronavirus, dijo el Dr. Daniel Varga, director médico ejecutivo de Hackensack Meridian Health, que cuenta con unos 1.000 médicos en 300 centros clínicos en Nueva Jersey.

Ya sea un obstetra-ginecólogo que brinda atención de seguimiento a una mujer de 30 años, un cardiólogo que realiza un chequeo regular a un hombre de 70 años o un médico en un centro de atención de urgencia que atiende a un millennial por primera vez, Todo debe estar listo, dijo.

“El quid de la cuestión es la identificación, el aislamiento y el traslado adecuado” de los pacientes con sospecha de COVID-19 dondequiera que se presenten, dijo Varga.

La historia continúa debajo de la galería.

La paciente de Edgewater, que no fue identificada, no cumplió con los criterios establecidos en ese momento para enviar una muestra de su esputo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades federales para su análisis; no había viajado a China durante el período de inquietud. Los funcionarios del Centro Médico de la Universidad de Hackensack y el Departamento de Salud del estado dijeron más tarde esa noche que ella no tenía el virus.

"Eso será crucial para identificar a esos pacientes", dijo.

Ahora que Estados Unidos informa las primeras muertes por COVID-19 y la propagación comunitaria del virus en California, Oregón y Washington, los pacientes están preocupados sobre cómo recibirán atención, en caso de que se propague a Nueva Jersey.

El domingo por la noche, el Departamento de Salud del estado dijo que había "recibido resultados negativos de las pruebas de dos personas hoy". Un tercer individuo, en el Centro Médico Bayshore en Holmdel, dio negativo el sábado.

Una portavoz del departamento dijo que era importante señalar que "probablemente vamos a realizar pruebas a más personas", debido a un cambio en los criterios federales para las personas que deben ser investigadas.

"No hay otras personas en Nueva Jersey que estén actualmente aprobadas y en espera de ser sometidas a pruebas para detectar el virus que causa el COVID-19", dijo la portavoz Dawn Thomas.

Esto es lo que puede esperar y lo que están haciendo los consultorios médicos para prepararse.

Si cree que necesita consultar a un médico, llame primero y esté preparado para responder preguntas sobre sus síntomas, su historial de viajes y su riesgo de exposición al virus. A esto se le llama selección telefónica, ya que el interrogador evalúa la urgencia de su situación. Los grandes sistemas de salud y hospitales tienen guiones que debe seguir su personal, en los que se enumeran las preguntas que deben formular.

“Cualquiera que llame con síntomas de infección de las vías respiratorias superiores, le preguntamos: ‘¿Tiene fiebre, escalofríos y ha viajado?’ ”, dijo el Dr. Kennedy Ganti, médico de atención primaria en Willingboro y miembro de la junta de la Sociedad Médica de Nueva Jersey. La lista de países que preocupan a los viajes se actualiza con frecuencia. Hasta el domingo, incluía a China, Corea del Sur, Irán, Italia y Japón.

Un médico que consulte con regularidad puede combinar su conocimiento de su historial médico con sus nuevos síntomas para evaluar su riesgo. "Sabemos si son jóvenes o mayores, qué otros medicamentos toman, qué otras afecciones tienen", dijo Cook. "Eso juega un papel importante en la clasificación de las personas".

Espere quedarse en casa

“Entre el 80% y el 85% [de las personas infectadas con el nuevo coronavirus] tendrán síntomas leves de resfriado común”, dijo Varga, de Hackensack Meridian Health. "Sólo necesitan aislarse para no propagarlo".

Mientras los pacientes estén estables, el mejor lugar para ellos es el hogar, dijo Brahmbhatt de Riverside. Eso minimiza la posible propagación del virus y retrasa el posible agotamiento de recursos limitados, como mascarillas, equipos de protección personal y kits de prueba.

Hablando con los niños sobre el coronavirus: Sea honesto y sencillo para evitar el pánico

¿Está preparada Nueva Jersey si se propaga el coronavirus?:Esto es lo que han preparado los funcionarios de salud

Qué esperar:Coronavirus: si llega a Nueva Jersey, esto es lo que se puede esperar en espacios públicos confinados

Controle sus síntomas si está en casa.

Los médicos y los sistemas de salud tienen diversas prácticas para monitorear a sus pacientes, así que coméntelo durante su llamada inicial. Por lo general, monitorear significa controlar la temperatura y los síntomas dos veces al día. Algunos querrán que usted llame a la oficina para informar; otros esperarán una llamada sólo si surgen problemas.

Riverside Medical Group utiliza un servicio de llamadas las 24 horas, con una enfermera registrada o un proveedor de nivel superior que está disponible si los síntomas se vuelven graves, dijo Brahmbhatt.

El sistema de salud de Hackensack Meridian está considerando utilizar una plataforma de “salud virtual” como Skype o FaceTime para monitorear activamente a los pacientes con diagnósticos confirmados de COVID-19 cuyos síntomas no requieren hospitalización, dijo Varga.

Tenga en cuenta que algunos pacientes (entre el 15% y el 20%) desarrollarán problemas más graves, como neumonía y dificultad para respirar. Necesitarán ser hospitalizados y es posible que necesiten ayuda respiratoria. Según algunos informes, esa disminución puede ocurrir nueve o 10 días después de que aparecen los primeros síntomas.

En esos casos, el paciente será remitido a urgencias. La mayoría de los médicos quieren guiar al paciente a través del proceso de admisión. El hospital querrá saber que usted vendrá para poder aislarlo.

Identifique su riesgo para que pueda estar aislado

Preste atención a los carteles actualmente colocados en consultorios médicos, centros de atención de urgencia y salas de emergencia que solicitan a los pacientes que tienen antecedentes de viaje relevantes o sospechan de coronavirus que se identifiquen. El personal de recepción está capacitado para hacer preguntas para que se puedan tomar precauciones inmediatas.

Espere que le den una mascarilla facial si tiene síntomas respiratorios y se considera que está en riesgo. Espere esperar en un área separada o en una sala de examen, o tal vez incluso en su automóvil, hasta que llegue el momento de ser examinado. Cuando eso no sea posible, manténgase al menos a 6 pies de distancia de otras personas.

Las enfermeras y los médicos que examinan a los pacientes sospechosos de tener COVID-19 deben usar una bata personal, guantes, una mascarilla y un protector para los ojos.

Pero tratar con pacientes infecciosos no es raro en los consultorios médicos. “Esto es prácticamente lo mismo de siempre” para su personal, dijo Cook, el médico de familia de Green Brook. "Vemos gripe todos los días".

Las pruebas de COVID-19 son limitadas

El laboratorio de salud estatal de Nueva Jersey pudo realizar pruebas del nuevo coronavirus el viernes. Sin embargo, la prueba no es una prueba de detección. Se utiliza sólo para personas consideradas de alto riesgo después de que se haya realizado una evaluación cuidadosa de la historia y los síntomas.

En este momento, las pruebas "no se realizarán en personas con enfermedades leves que no tengan un alto riesgo de contraer la enfermedad", dijo el sábado la comisionada de salud estatal, Judith Persichilli. El estado sigue las pautas federales de los CDC , que han evolucionado y pueden cambiar. Además, sobre a quién realizar la prueba.

Contents